Charango - Antilko instumentos musicales Construcion & Reparación

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Charango

El Charrango

Cordófono primitivo, típico de nuestro país, consistente en dos o más cuerdas de alambre, fijadas en sus extremos mediante clavos, a un palo vertical. Dos botellas, arriba y abajo, entre el palo y las cuerdas, hacen las veces de puente. Existen dos tipos de este instrumento: uno fijo, construido sobre un palo (de los que soportan el techo de una vivienda) y otro transportable, construido sobre una tabla de forma variable. Las cuerdas se raspan con un par de aros unidos y entorchados con un alambre, en los que se introduce la mano. El instrumento no requiere afinación. La superficie irregular del entorchado raspa todas las cuerdas a la vez, lo que da al sonido un caracter rítmico. Según una investigación de Miguel Anabalón Mora, el charrango de tipo transportable por él observado, consistía en una tabla de hasta un metro y 60 cm de altura por 32 cm de ancho, sobre el cual se fijaban entre una y tres cuerdas. Existen de este mismo tipo de instrumento ejemplares de hasta 4 y 5 cuerdas fijadas a una tabla a la que se da forma de guitarra o de cordófono de arco. El charrango se clasifica como cordófono simple perteneciente a la familia de las oítaras de palos y a la clae de los palos musicales y es además un instrumento vertical.

Su dispersión geográfica comprende una zona que se extiende de Valparaíso hacia el sur. Es un instrumento de función festiva y su uso se da casi exclusivamente en los territorios rurales. Sus proyecciones futuras son indeterminadas, aún cuando por tratarse de un cordófono de un número variable de cuerdas, podría cumplir una etapa, en la que la afinación de sus cuerdas le transformaría en un instrumento de sonido determinado

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal